Archives mensuelles : mai 2016


Exposição Vivências do Mosteiro de Alcobaça

Alcobaça-EXPOSICAO_CARTAZ

As palavras de São Bernardo de Claraval “O que é Deus? É comprimento, largura, altura e profundidade.” constituem um dos motes da exposição “Vivências do Mosteiro de Alcobaça”, que procura retratar as múltiplas dimensões que este mosteiro assumiu ao longo do tempo, desde a sua fundação, em 1153, até à saída dos monges em 1833, no contexto do processo da extinção das ordens religiosas em Portugal, assim como com as várias ocupações e funções que o monumento conheceu até aos dias de hoje. Grande parte do acervo de pintura e escultura (séculos XVI-XVIII), que ilustra não só a capacidade económica da comunidade cisterciense de Alcobaça como também o conhecimento de alguns dos melhores pintores e centros de produção escultórica da época, pode ser apreciado agora nesta mostra. A exposição realiza-se no âmbito das Comemorações da inscrição do Mosteiro de Alcobaça na Lista do Património Mundial da Humanidade pela UNESCO e estará patente ao público na Galeria de Exposições Temporárias do Mosteiro de Alcobaça até 17 de julho de 2016. Mais informações: www.mosteiroalcobaca.pt ou pelo email geral@malcobaca.dgpc.pt

Huerta : Limpieza de las Ruinas de la portería del Monasterio

Huerta-1

Después de la gran riada que inundó nuestro monasterio en el mes de junio del pasado año, a finales del año 2015 una comisión de Patrimonio de Soria limpió y acondicionó las ruinas que están a la entrada del monasterio, que se datan a partir del siglo XVI. Entre estas ruinas, que están justo al pasar el pórtico de entrada a la plaza del monasterio, se localiza un horno de cerámica donde se producía la vajilla esmaltada típica del monasterio, la portería, cuarto del pan, el cuarto del baño, el lanero próximo a la hospedería, el cuarto de la teja, la carretería y el granero nuevo, al oeste de la Iglesia.

Primavera en el real monasterio de la valldigna

Valldigna1-Monjo

La Primavera en el Real Monasterio de Santa María de la Valldigna está cargada de actividades dirigidas a todas las edades. Son experiencias culturales que giran alrededor de la historia del monasterio y la vida del cister de una manera divertida, amena y novedosa. Desde comprender cómo trabajaban los huertos y jardines según marcaba la regla, a realizar un paseo nostálgico y romántico por las diferentes etapas vividas en este cenobio a través del álbum familiar, de las innumerables imágenes que han quedado y que nos trasladan al monasterio en otros tiempos. También recrear algunas de las escenas más impactantes del Cister en el cine. Las estancias del monasterio se transforman en un improvisado plató donde los participantes se convertirán en actores. Otra actividad interesante que se realiza aprovechando la llegada del buen tiempo es “Arqueología viva: simulación de una excavación arqueológica”. En ella, guiados por un arqueólogo, se excava un nivel arqueológico recreado a partir de un novedoso recurso didáctico. Se aprende a hacer una cuadrícula, a limpiar los objetos encontrados, a establecer hipótesis, a rellenar una ficha estratigráfica, a clasificar materiales y hasta podremos aprender cuestiones básicas de cómo se reconstruyen piezas arqueológicas.